468x60 Ads

martes, 22 de enero de 2013

Menudas Vistas


Tras mucho tiempo os cuento esto pero no se sabe si es real o es mi imaginación fantasiosa.
Mi vecina, no exactamente así, es más bien la chica del bloque de enfrente. Creo que es estudiante ya que la veo leer bastante cerca de su ventana con luz natural. Debe ser divertida y jovial porque monta unas fiestas cuando puede brutales, de las que terminan con la policía en la puerta. Por cómo vive puedo llegar a pensar que no tiene pareja porque a veces se foguea con uno y otro cuando le apetece. Seguro que es una chica mala y juguetona pues he podido observar cómo se toca viendo películas porno.

Pues si algo así es mi vecina o mi no tan vecina, seguro que todos tenéis a alguna chica que observáis alguna vez por vuestra ventana o a través de la mirilla de la puerta. ¿Qué pensáis? Ya os lo digo yo, queréis ser vosotros los que estéis a su lado en esos momentos, ser sus manos y sus dedos cuando se infiltran en su interior emitiendo sonidos que rasgan el silencio de la habitación.
Contare los pasos previos a los grandes hechos.

Yo estoy en la ciudad por estudios y vivo en un piso de alquiler con otros estudiantes, por suerte la ventana de mi habitación tiene vistas a la maravillosa fachada de mi susodicha vecina. La primera vez fue fortuita, era verano y yo procedía a estudiar pues tenía que recuperar alguna asignatura pendiente, algunos ruidos de gritos rompían el silencio. Las ventanas abiertas de par en par para poder respirar algo de aire fresco dejaba  entran los sonoros gritos de esta chiquilla. Me di cuenta, tras intentar no hacerles caso, de donde provenían esos ruidos. Era ella sobre algún chico, al que debía tener en el limbo, la que manejaba la situación cabalgando. Podía ver como los pechos le botaban ligeramente y ella se agarraba la coleta y un pecho. Esa imagen se me quedo grabada, un poco lejana y difusa.


Pude comprobar cómo mis estudios ya no importaban y comencé a sentir calor y una temperatura más alta, necesitaba un poco de sexo ya que viene bien para relajarse y estudiar mejor (eso dicen), me apoye en mi mesa de estudio y puse mi mano a trabajar. Al meter la mano pude notar cómo se hinchaba poco a poco junto con el movimiento de mi mano. En silencio observaba la imagen de esta vecina y me ponía en la situación de su acompañante sexual, follándola sin parar hasta acabar junto a ella, sintiendo el calor que el interior de su sexo proporciona al mío, el dulce sabor de sus pechos y labios.
Cerré los ojos apretando los labios y aumentando la presión contra mi pene hasta llegar a correrme. Creo que pude ver como ella miraba de reojo hacia mi ventana pero el manto oscuro de mi habitación me cubría, era imposible de detectar como observaba la situación en plan voyeur.

Semana tras semana podía ver como jugaba con mas hombres, estudiaba y como se cambiaba de ropa. Llegue a pensar que lo hacía a posta, que se dejaba ver por otras personas para incitar recelo o morbo, era exhibicionista de eso no cabía duda y le encantaba el sexo.
Perdí la duda cuando en plena noche de estudios previo a los exámenes encendió su televisor. Era complicado ver que había puesto pero la postura que ella había adoptado era un claro síntoma de lo que acontecía.

Sin ropa y abierta de piernas, así es como la veía de lejos, era algo que no podía alcanzar y aun así estaba tan cerca, tan tentador. Ella jugaba con eso, seguro, ella sabía que solo unos pocos podrían probar lo que ella tocaba en su cuerpo, que solo los que ella eligiera probarían el rico néctar de su clítoris.

La imagen era demasiado clara como para apartar la mirada, llamaba tanto mi atención que me excite muchísimo, vi como se llevaba a la boca sus pezones y los lamia con placer, como chupaba dos de sus dedos con sensualidad y los escurría por su vientre hasta su sexo y los introducía dentro de ella. Podía llegar a ver alguno de sus gestos apretando los labios y cerrando los ojos, parece que lo hacía con muchas ganas. Movía su mano cada vez mas rápido buscando dentro de sí misma el punto más excitante y lascivo de sí misma. Me ponía demasiado y no podía dejar de tocarme mientras la miraba, llegaba a ser un vicio, una especie de droga alucinógena que te obligaba a pensar en ella y en todos sus movimientos.

Ahí estaba de nuevo con la polla al aire masturbándome mirando a través de mi ventana, quería ponerla a cuatro patas a ver si de esa manera se dejaba dominar por algún hombre.

La humedad que empecé a sentir en mi mano significaba que pronto me correría de nuevo viendo a mi vecina. Ella llego antes y termino de tocarse pero yo no pare, no en ese momento, estando a punto de llegar la perdí de vista pero aun tenia bien fresca la imagen de sus pechos botando. Sin querer un pequeño gemido se me escapo al lanzar la leche caliente de mi pene. Pude abrir los ojos unos segundos después, me volví para mirar la ventana de mi vecina y cuál fue mi sorpresa que ella estaba en la ventana mirándome.
Quise taparme rápidamente pero ya era tarde, había visto lo que hacía al ver lo que ocupaba ella en su tiempo.

Tímidamente lance un saludo el cual me devolvió ella con un beso tierno al aire. Avergonzado me metí en la cama tras limpiarme y soñé con ella. Mi mente me jugó una mala pasada y se dejo dominar por la inquietante vecina. Cientos de posturas pasaron por mis sueños, desde un 69, con mi boca empapada en sus flujos excitantes y sabrosos que hacían a su vez de afrodisíaco para mis instintos, hasta estas bajo sus piernas atrapado en un movimiento rítmico tan enloquecedor que te aovas en tus propios gemidos y placeres.Desperté empapado y empalmado muy caliente y excitado, una ducha fría me sentó bien físicamente pero no mentalmente y veía como me lanzaba ese beso pícaro.

Me vestí tras la ducha y me dispuse a tomar un café, mis compañeros aun dormían, eran las diez de la mañana pero la mayoría había estado estudiando hasta tarde.

La puerta sonó dos veces y rápidamente me dirigí hacia la puerta para que las llamadas del timbre dejaran de romper los sueños de mis amigos. Abrí la puerta de golpe, allí estaba ella muy alegre y sonriente como si me conociera de toda la vida. Me quede de piedra, ella solo me dio un beso en la mejilla y yo respondí con otra imagen de ella desnuda y un calentón instantáneo

5 comentarios:

Malagueño Morboso dijo...

Menudo relato. Por cierto lo que si es buenísimo es vuestro blog.

Yo la verdad también escribo un blog erotico donde cuento un poco mis experiencias sexuales y mi vida.
Os lo dejo por si le quereis echar un vistazo y me contais que os parece, vale?

www.malagasensual.blogspot.com

Gracias.

Malagueño Morboso dijo...

Muy buen blog. Lo acabo de encontrar y desde hoy ya teneis un seguidor mas. Me gusta


Por cierto yo también tengo un blog erotico donde pongo mis experiencias. Por si quereis verlo:

www.malagasensual.blogspot.com

Por cierto si quereis podemos ponernos ambos en las listas de blogs a seguir.

Saludos y a seguir asi!

Miss Secretos dijo...

Muy buena Huevito.. ;)
Un placer leerte.
un besico

www.misssecretos1984.blogspot.com/

Anónimo dijo...

Ver Porno Online Gratis Sin Limitaciones:

http://www.webpornoonline.com

Carolina Caliente dijo...

heyyyyyyyyyyy este relato es exitantemente delicioso...

Publicar un comentario